Reformas de 10: Consejos para renovar tu vivienda

Reformas de 10: Consejos para renovar tu vivienda

Ya sea porque estás buscando reformar tu vivienda para una futura venta o alquiler, o porque no te gusta la distribución de la casa que acabas de comprar y quieras rehacerla, ¡el artículo de hoy de CasAzul te interesa!.

Puede que no tengas muy claro por dónde empezar, qué tipo de reforma buscas exactamente o qué permisos necesitarás para cada una de ellas. Por eso, en este artículo trataremos de resolverte estas dudas y darte algunos consejos para que esta, o cualquier otra de tus reformas quede tal y como esperabas.

Tipos de reformas

Podemos decir que existen tres tipos de reformas, dependiendo del aquello que queramos reformar:

  • Reformas de decoración y acabados

Trabajos de pintura decorativa en dormitorio.

Este tipo de reforma consiste en colocar muebles nuevos, o realizar obras pequeñas o trabajos de mantenimiento, como cambiar el suelo, puertas o los alicatados y pintar las paredes.

Por ello, no deberemos preocuparnos de pedir permisos especiales sino que tan solo comunicaremos la obra a nuestros vecinos, en el caso de vivir en una comunidad.

Tampoco, a no ser que queramos un resultado de diseño profesional, no necesitaremos contratar un arquitecto o decorador. Sin embargo, a la hora de pintar sí que se recomienda contar con una empresa de pintores profesionales para evitar tener que llamarlos más adelante, en el caso de que no sepamos cómo pintar un interior correctamente y tengan que arreglar nuestro entuerto.

  • Reformas de distribución e instalaciones

Persona enseñando la distribución de un apartamento.

Hablaremos de reforma de distribución cuando eso incluya mover o eliminar cualquier elemento estructural de nuestra vivienda como pilar, viga, pared maestra, techo forjado etc. Para realizar este tipo de obra, se requiere necesariamente un arquitecto o empresa de reformas, puesto que así evitaremos dañar los tabiques o tuberías de nuestra vivienda al realizar nosotros mismos la reforma. Instalar algún elemento como calderas, aires acondicionados también requerirá de personal técnico especializado.

Los permisos que debemos pedir al ayuntamiento serán de obra mayor y para realizar este tipo de obra, ya que los elementos estructurales de nuestra vivienda pertenecen a la comunidad, también deberemos pedir permiso a nuestra comunidad de propietarios.

  • Reforma integral

Albañil alicatando el suelo de una vivienda.

Esta es la reforma más costosa, puesto que que debemos invertir mucho más dinero y tiempo, debido a que prácticamente consiste en cambiar toda la distribución de la casa. Esto significa tirar toda la estructura de la vivienda que actualmente tenemos y empezar desde cero. Para ello, deberemos saber cuántos metros cuadrados tenemos y en qué queremos convertirlos o cómo los aprovecharemos mejor.

Una vez fijado esto, y siempre teniendo en cuenta la instalación eléctrica y tuberías de la casa para ver si es viable, decidiremos los materiales que utilizaremos en cada espacio (suelos, ventanas, puertas…). Debido que es una gran obra y que esta involucra muchos elementos, deberemos contar con una empresa profesional de reformas o arquitecto técnico especializado.

Si queremos evitar multas por realizar una obra que no está dentro de la legalidad, será muy importante pedir los permisos pertinentes y tener en regla la licencia de obra.

8 consejos para reformar tu vivienda

Hombre pensativo con dudas sobre cómo reformar su vivienda.


  • 1. Ten claro qué tipo de reforma quieres

¿Qué es lo que le falta a tu casa? ¿Qué espacio crees que deberías mejorar? ¿Tienes todas las habitaciones que necesitas? ¿Qué puedes hacer para ganar metros cuadrados? Estas deberán ser algunas de las primeras preguntas que deberás formularte.

Sin embargo, antes de tomar ninguna decisión piensa tranquilamente qué es lo verdaderamente necesitas, y prioriza estas necesidades. De esta manera saber si te conviene una reforma de decoración, estructural o integral.

  • 2. Revisa el estado de tu vivienda

Si tu vivienda es nueva, o bien está en perfecto estado para entrar a vivir cuanto antes(a falta de pintarla y acondicionarla a tu gusto), o bien debes plantearte una reforma estructural o de instalación, o una reforma integral.

Si por el contrario tu vivienda ya tiene unos cuantos años, piensa si deberías mejorar su aislamiento, cambiar algún conducto o hacer cambios en su iluminación. Si buscas aprovechar mejor su espacio o darle un nuevo aspecto, ¿podrías hacer algo al respecto? Pregúntate en qué estado está actualmente, y si estás en disposición de mejorarla.

  • 3. Calcula cuánto quieres gastarte

¿Cuál es tu presupuesto? Dependiendo de esto, optarás por un tipo de reforma u otro. Es cierto que, primeramente empezarás por aquello que te haga más falta o esté en los primeros puestos en tu lista. Sin embargo, piensa bien si podrías aprovechar y reformar algo ahora también, por si luego hay que rehacer la obra que habías realizado por no tenerlo en cuenta.

Lo más importante será ponerte un tope, y calcular un poco más por si hay futuros imprevistos. También puedes pedir tres presupuestos y comparar los servicios, calidades y precio final que te ofrecen las distintas empresas.

Puede que alguna empresa te resulte más cara debido a que cuenta con un arquitecto profesional. Si lo incluye en el precio, ¡decántate por esa! Tener en el equipo a este profesional te ayudará a configurar mejor tu vivienda según tus necesidades, a conseguir un mejor aprovechamiento del espacio y, además, controlará los costes de obra.

  • 4. Ten en cuenta futuros cambios familiares o personales

Si te acabas de comprar un vivienda, piensa bien ¿cuantos viviréis en ella? ¿Todas las habitaciones son tan grandes como te gustaría? ¿Puedes ganar espacio redistribuyendo la disposición de todos los cuartos? El momento, si puedes, para responder a todas estas preguntas y hacer algo al respecto es ahora.

Lo mismo ocurre cuando tienes una vivienda que buscas alquilar. Si es demasiado pequeña o no te convence del todo, ¿Quieres reformarla para que pueda vivir una familia, o te conviene más convertirla en un pequeño estudio para una pareja? ¿Crees que podrías hacerla más atractiva con algún tipo de obra? Seguro que también recurriendo al “Home staging” podrías sacarle mucho más partido.

  • 5. Asegúrate de tener las licencias en regla y permisos de obra

Antes de realizar cualquier obra debemos obtener todos los permisos y licencias pertinentes que sean necesarios. Al contratar una empresa especialista en reformas nos aseguramos que todo esto vaya a estar en regla, puesto que son ellos los que nos informarán de lo que hace falta, y nos ayudarán a gestionarlo.

El permiso de obra, dependerá de nuestro ayuntamiento o comunidad autónoma. En Alicante, por ejemplo, nos podrán solicitar la licencia de obra menor (para pequeñas obras como colocación de vallas o casa prefabricadas), o licencia de obra mayor (cuando se realicen obras de construcción o edificación.

  • 6. Avisa a tus vecinos y acondiciona los espacios comunitarios

Como ya hemos dicho anteriormente, si la reforma a realizar afecta a la estructura del inmueble (como muros de carga) o fachada, es importante avisar y pedir permiso a tu comunidad y facilitar tu número de contacto por si surge algún problema. Deberás encargarte de acondicionar los espacios comunes, como el ascensor, protegiendo este de golpes o suciedad, o de limpiar las zonas comunes si tu obra ha causado algún desperfecto.

  • 7. Contrata un buen servicio profesional

Una de las piezas clave para que tu reforma salga a la perfección es contar con los mejores profesionales. Incluso cuando creas que no te hacen falta o que conoces a alguien que podrías realizar la obra, pues casi siempre suele ocurrir que los resultados no son ni la mitad de satisfactorios como esperábamos.

Si esta empresa cuenta con un arquitecto técnico, ¡mucho mejor! como ya te hemos comentado, estos se encargan de supervisar todas las obras o reformas con mucha precisión, por lo que puedes estar tranquilo y saber que tu proyecto se terminará rigurosamente en la fecha acordada.

También es importante que los encargados de la reforma cuenten con un seguro de responsabilidad civil profesional, que les cubra en caso de accidente.

  • 8. Asegura tus objetos contratando un guardamuebles

Si tienes que hacer la obra en la casa en la que estás viviendo actualmente, o en aquella que está amueblada, ¿has pensando en contratar un guardamuebles para asegurar tus muebles? Existen varias empresas de guardamuebles en Alicante que te ofrecen encargarse de embalar tus muebles con materiales desechables para que estén protegidos de humedades y suciedades. De esta forma, podrás guardarlos en un lugar habilitado y recogerlos, el mismo estado en el que los dejaste, cuando los necesites.

Ahora que ya conoces estos 8 consejos para renovar tu vivienda, quizá te interese visitar el vídeo publicado en el canal de Youtube deasa.tv donde se muestra una gran variedad de vídeos para conseguir tu propósito con poca inversión.

¡Esperamos haberte ayudado con estos consejos sobre reformas! ¿Añadiríais alguno más a la lista?


Fecha: 2016-12-15 00:45:45 Autor: Casazul