¿Vendes o compras piso? Gastos e impuestos de los que tendrás que hacerte cargo

¿Vendes o compras piso? Gastos e impuestos de los que tendrás que hacerte cargo

En la operación de compra-venta de una vivienda intervienen dos partes, quien vende su piso y quién decide comprárselo, y ambas deberán hacerse cargo de una serie de gastos e impuestos inevitables.Si bien es más común leer artículos de aquellos gastos que llevan aparejados la compra de una vivienda, en este caso queremos descubrir aquellos que suelen quedar más en segundo plano como son los del vendedor.

Vendiendo nuestro piso: Gastos inherentes a la venta

Partiendo de una definición estricta podríamos decir que a grandes rasgos los principales gastos de los que nos tendremos que hacer cargo a la hora de vender una vivienda son: el pago de la plusvalía a hacienda o IRPF, el impuesto o plusvalía municipal y los gastos derivados de la intervención del notario.

  1. Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF); la venta de un piso supone una ganancia patrimonial que debe tributar en la declaración de la renta y que será declarado en la base imponible del ahorro del IRPF. Este importe se calculará como la diferencia entre el valor al que se vende el piso y el valor al que fue comprado. El mercado inmobiliario es cambiante por lo que este último valor habrá que actualizarlo mediante un coeficiente. Si vende su piso por menos dinero del que lo compró se considera como una pérdida patrimonial  que no debe tributar.
  1. Impuesto de plusvalía municipal; Conocido técnicamente como el impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana. Este impuesto grava el incremento de valor que experimenta el suelo durante el tiempo que la persona ha sido propietaria del piso y es liquidado cuando se transmite la propiedad.
  1. Gastos derivado de las intervención del notario; En numerosas ocasiona cuando el vendedor se dispone a vender su piso aún está pagando la hipoteca por lo que se presenta dos opciones: o bien se cancela anticipadamente el préstamo o bien subrogar la hipoteca. Ambas opciones conllevan una serie de comisiones que pueden superar el 0,5% del capital de la hipoteca.

Gastos para la compraventa de inmuebles

Adquiriendo un nuevo piso: Gastos Inherente a la compra

A la hora de comprar una vivienda nueva hay que tener en cuenta una serie de gastos que aumentar el valor de adquisición de la misma y que serán inevitables: Impuestos y gastos extra.

  • Impuestos de comprar un piso de obra nueva

Lo primero de lo que tienes que estar informado antes de comprar una vivienda serán los impuestos a pagar.El Impuesto de Valor Añadido (I.V.A) que a partir de la reforma legislativa de 2013 obliga al comprador a tributar con un 10% del precio final de la vivienda.Impuesto AJD o de Acto Jurídico Documentado que es el tributo que grava la escritura de constitución de una hipoteca y que se cuantía dependerá del precio y la superficie que se va a adquirir.

  • Gastos derivados de la compra

Tasación del piso: Se convierte en obligatoria cuando se financia con una entidad independiente, es decir, con una entidad bancaria. Cada banco confía en su tasadora pero es posible hacerlo con una tasadora independiente ya que está estipulado por normativa legal.Gastos de notaria: Derivado de la intervención de un notario y que son tarifas muy similares a la arancelarias puesto que son las misma para todos los notarios del país.Gastos de registro o de inscripción de tu nueva vivienda en el Registro de la Propiedad. Dependerán del precio final de la vivienda.Gastos de Gestoría: Se trata de un gasto opcional ya que serán de aquellos gastos derivados del gestor quién se responsabilizará de todos los trámites de la compraventa. 

Fecha: 2017-02-23 00:00:00 Autor: Casazul